viernes, noviembre 26, 2004

¿qué nombre le pondremos a la angustia?
reforzaré la estructura de la sangre
será viento a punto de destruirlo todo
un pájaro y un insecto en la hierba seca
seré una piedra que no pese y un instante

buscaré las plantas que liberen el sueño
las que curan llagas y heridas
las que pongan en mis labios furiosos
y desesperados la esperanza


++++


esperaremos la hora del agua y su agonía
¿qué le lloraremos a la tarde?
rezaremos por las palabra que han marchado
y la geografía que ha quedado esteril
quitaremos cráneos y maleza
bendeciremos el sudor y lo regaremos de madrugada

¿a qué hora nos barrarán las simetrías?
estoy tan lejos de todos
y de lo que pude haber sido

completo Antonio
tu cuerpo quebradizo a punto de fallecer
tu rostro tímido y asustadizo como una hojarasca
que piensa que puede enfurecer el viento

¿qué le aportaremos a la historia?
ya pintamos el mundo del color que solo tu y yo vemos
escarbamos para encontrar huesos que habíamos escondido
inventamos el tren que debía conducirnos a la metafísica del viento
crecimos con las horas movedizas que nos recrean
encerramos el canto de las cholongas en un piedra
ya fuimos tu y yo
una sombra unida a su frontera